La primera noche del entrenamiento me recordé, porque fue a la Isle of Man. Pero cuando debo de decir algo sobre la TT 2015, no fue algo completo o a medios. Yo estaba aprendiendo, el equipo estaba aprendiendo y yo tenia la confianza, pero no fue nuestro día.

 No hay grandes sentimientos. No me siento mal que nos preparamos para una carrera grande, cual finalizo a una manera decepcionante, como este. Al mejor seria mas feliz cuando no es así, pero cosas pasan. Es una experiencia  en la vida, nada mas. Disfrute la TT, porque pude manejar mi moto. Debo ver esto como vacaciones de mi trabajo.
En la clase Senior mostré que puedo hacer los tiempos. Hacia una vuelta de 132 mph y no se siento rápido. Cuando manejas dúctil, puedes manejar rápido sin que se siente rápido, porque la moto esta bien ajustado. Se siente bien, cuando sales de una curvo desde el bordillo en la quinta, pero la cosa no estaca o se entropeza y no deja goma en la calle.

Las llantas Metzeler fueron perfectos. En el pasado al mejor jugamos alcanzar, pero ya todos tratan de alcanzar a Metzeler.

No me decidió al 100%, pero es posible, que fue la ultima vez que participe.

La eléctrica fallo en las primeras tres millas de la primera carrera, del Superbike, y nuca encontramos la raíz del problema.

Me tome el arnés al lado, solamente para tranquilizar mi alma, y encontré dos cables levemente dañado, cuales al mejor fueron la razón o no. No fue algo obvio, pero después que cambiamos toda la eléctrica, la moto trabajo perfecto, pero me perdí seis vueltas de experiencia.